Cuando una gran marca se preocupa por su calidad, desde el primer día se asegura de saber transmitir y adaptar su mensaje.